¿Por qué diseño?

Sobre diseñar vol. 1

“El diseño es un lenguaje, y lo principal es cómo usas ese lenguaje” Tibor Kalman

 

Diseño por necesidad, de expresión sobre todo, pero no sólo de eso.

Diseño porque tengo algo que decir y quiero que os enteréis, incluso diseño para decirme algo a  mi mismo.

Plantear un diseño es plantear un problema y resolverlo, sólo resolverlo, es un gusto en sí mismo, un satisfacción, que por supuesto, cuanto más compartida mejor.

Como dice Tibor Calman (que sabe bien de lo que habla) el diseño es un lenguaje para comunicar, lo que nos diferencia es la manera de usarlo, y para mí, el diseño no es más, ni muchísimo menos que ordenar, ordenar una serie de elementos (Gráficos, tipográficos, físicos..) para darles un sentido.


Se me hace difícil hablar del diseño (o de diseñar) sin mencionar la creatividad, y aunque no trataré el tema a fondo ahora, si quiero mencionar un recuerdo, en la universidad un profesor nos preguntó el primer día de clase sobre la creatividad.
¿Qué es la creatividad, Carlos? Mi respuesta la tengo tan fresca como si la acabara de decir hoy mismo. (Probablemente ya hubiese reflexionado varias veces sobre ello antes y por eso no dudé ni un instante la respuesta)

“La creatividad es la capacidad de resolver problemas de manera distinta”

 

Si me volvieron a preguntar sobre ello ahora.. varios años después, mi respuesta sería la misma. Y ahí es dónde entra el diseño, que es la herramienta:

 

Problema: Comunicar algo (Concepto, idea)
Creatividad: Capacidad de usar las herramientas para dar la mejor solución posible al problema.

Diseño: Herramientas para comunicar.

Una vez compartida mi idea general sobre la creatividad y el diseño queda resolver la primera de las preguntas. ¿Por qué diseño?.

Nunca he sido fanático de la utilidad o de la efectividad. Creo que hay cosas que se pueden hacer por el placer de hacerlas, por el entretenimiento o por el amor al proceso más que al resultado, pero aquí mi excepción. El diseño.


Un determinado diseño de lo-que-sea, una página web, un logotipo, un mueble o una prenda de vestir tiene que tener un por qué, por qué así y no de otra forma, que ofrece, que aporta poner esto aquí y no allá, o elegir entre un color u otro.

Diseño porque me encanta el reto de comunicar, decir lo máximo usando lo mínimo. Disfruto elaborando un mensaje inicial e ir quitándole todo lo que sobra hasta que queda en la esencia, lo básico, la mínima unidad de significado.

 

El mayor de los retos, lo más difícil, es hacer algo lo más sencillo posible, lo menos superfluo, lo más elemental, el mayor exponente de esto son los iconos y los símbolos.

 

¿Cuánto significado hay detrás de un prohibido?, ¿Cuántas miles de palabras e imagen acuden a tu cerebro cuando ve una hoz y un martillo cruzados?, ¿Cuánto más vale algo por tener una manzana mordida grabada?. ¿Lo véis?

A mi desde luego me parece apasionante, impresionante la capacidad de transmitir y comunicar usando tan poquito. Por eso me gusta diseñar.


¿Y vosotros y vosotras?

 

Si quieres que hablemos de algo en particular que te interese, y formar parte de este proyecto tan especial,  o necesitas resolver alguna duda o  te puedo ayudar en la que sea que pueda, espero tu mensaje por aquí